El circo sigue mientras…


PODCAST: El circo sigue mientras…


…haya quien aplaude a los payasos. Quien lo dijo, no importa. Lo importante es, que es una realidad que nos golpea diariamente.

En el teatro de la vida todo se sintetiza en escenas. Escenas memorables, escenas inolvidables, escenas trágicas y sí, porque no, escenas jocosas ejecutadas por payasos.

Cada personaje en esas escenas tiene su papel y el papel del payaso es entretenernos, hacernos reír. Sin embargo, en otras escenas los actores no están interpretando payasos, sus papeles son serios y el público espera actuaciones a la altura del personaje que deben interpretar.

Pero no siempre la obra es lo que esperamos y los que observan se percataran si los actores interpretan bien a sus personajes o son payasos intentando embaucar al público haciéndoles creer que no son payasos o que son realmente payasos interpretando escenas de circo, cuando no es un circo lo que se espera.

Esa triste situación no se detendrá mientras haya quien aplauda y el circo continuará. Los payasos creerán que están haciendo payasadas dignas del aplauso del público. Puede que algunos espectadores se aguantarán otra obra de teatro que es un fiasco, aunque no cause ninguna gracia, otros se levantarán y abandonarán el teatro sin decir nada, pero muy pocos se mostrarán indignados, levantarán voces de repudio y dejarán de aplaudir las payasadas.

Pareciera que ya no hay obras serias y solo es un repetir de lo mismo, pero con payasadas más patéticas. ¿Hasta cuándo nos aguantaremos esto? ¿Cuál de los espectadores es usted? Si la sociedad no se levanta tendremos que seguir aguantando las payasadas de los políticos payasos quienes creen que el público debe aguantarlos indefinidamente.