La cuerda siempre se rompe por…


Gabriel J. Perea R. |Mié, 24/06/2020 – 04:59

No es como están pensando, no por el lado más flaco, siempre se rompe por el lado más débil. Porque el ser flaco no te hace débil y hay muchos gordos tan débiles que no aguanta exponerse a la luz de la verdad, algunos de esos gorditos bien alimentados conviven en un recinto rodeados de banderitas en pleno centro de esta bella ciudad.

En Panamá estamos experimentando al extremo con este dicho. Por ejemplo, en pandemia se bajaron los salarios en algunos casos con la excusa de no despedir, pero no se bajaron ni las responsabilidades, ni las horas trabajadas.

Se disminuyó el salario porque no alcanza para mas y hay que mantener a las empresas a flote, pero el trabajador tiene que ajustarse, comer menos, no pagar la luz, olvidarse del cable, sin embargo, tiene que producir igual. ¿En serio? 

Las universidades y escuelas privadas están en un forcejeo porque quieren cobrar igual los servicios que hoy ya no son iguales. Los servicios públicos, luz, teléfono, internet están forcejeando para que no exista una moratoria real con toda clase de triquiñuelas, pero ellos no se ajustan, nada de bajar el precio de los servicios. 

Los desempleados reciben una limosna como solidaridad, pero nada que los altos asalariados, ministros, viceministros y por ahí nos vamos se ajustan el salario porque ellos si tienen que mantener su nivel de vida, los demás agárrate de lo que puedas.  

Este experimento va a salir mal porque resulta ser que puede que la cuerda no se rompa por el lado que creen.

Eso me hace reflexionar, revuelvo la mirada, y siento espanto cuando veo cuantos gorditos se pueden romper fácilmente en el horizonte con una golpiza de papelitos de unos flacos que andan a pie.  

A %d blogueros les gusta esto: