Pacondo


Por: Gabriel J. Perea R. @elistmopty

¿Pacondo? ¿Qué es Pacondo? Bueno, Pacondo es un territorio donde los sucesos fantásticos no son extraordinarias, muy por el contrario son cosas de todos los días. Son cosas normales aunque algunos creamos que no.
Vea pues que en ese fantástico territorio, como en cualquier otro hay leyes, aunque no lo crea, sepa usted que por robar una ternerita chueca la condena es por ocho años inconmutables, pero fíjese que si se roba algunos millones del erario público solo recibes dos añitos y lo puedes pagar en multa. Pero las cosas fantásticas no terminan ahí, le contare alguna que otra y espero que no se aburra y piense que le estoy echando un cuento.
Vea los diputaduchos, porque esos doctorcitos son muy duchos en algunos menesteres, no se dedican a promover leyes, no, ellos les encanta repartir jamones, bicicletas, estufitas y cuanto chechere consigan baratito. A pero eso sí, esos checheritos los compran con los impuestos de sus electores. Los diputaduchos son también innovadores, ahora introdujeron el baile como medio de promoción política, ahora se les puede ver contonearse rítmicamente en bailes populares, se dice, y usted no me crea, que ahora la habilidad para bailar será una de las destrezas que debe tener quien aspire a diputado. Si no sabe bailar, no entra en el toldo político.
A pesar de lo que digan, Pacondo es una tierra bendecida con el crecimiento económico porque en cada esquina de la noche a la mañana brota una torre de muchos pisos, eso es crecimiento, pero los habitantes no lo entienden, ellos creen que crecimiento económico es que tengan más plata en sus bolsillos, si es que son brutos. En Pacondo aunque cada día el ciudadano tenga menos plata el país crece y eso es incuestionable.
Y en política ni se diga, en Pacondo el más malandrín, el que más tranzo, el que más escandalo protagonizo es un héroe y ese se perpetua en la gestión pública.
Todo esto ocurre en Pacondo, un territorio donde sus habitantes están absortos en la novelas de cartón, en los programas sin contenido ni objetivo que son payasadas al aire. Donde se escucha en todas partes las canciones hipnóticas que no tienen mensaje más que la vulgaridad. Pero eso es lo que les gusta a los pobladores de Pacondo.
Pero no todo es tan raro, en Pacondo también hay oportunidades de surgir, cualquier ciudadano se puede hacer famoso de la noche a la mañana, solo tiene que decir alguna atorrancia y zas es famoso.

Así que créame usted o no en Pacondo puede ocurrir cualquier cosa en contra del sentido común y ahí nadie ni pestañea. Y para terminar me dicen que algunos Paconcitos como que les pico un bicho, porque se juntaron a protestar, disque contra la corrupción, vea pues, si eso es lo normal en Pacondo. Como creen que se puede llegar hacer millonario en cinco años ¿trabajando? Le digo que ahí si pasan cosas fantásticas. 
A %d blogueros les gusta esto: