Me avergüenzo


Por: Gabriel J. Perea R. @elistmopty

Las acciones descubren a los hombres, porque estas hablan por aquellos. No hace falta más que una acción para que alguien se derrumbe moral o políticamente. Y aunque algunos individuos intenten a toda costa reivindicar sus acciones tal vez sea demasiado tarde.

Si se es una figura pública o se pretende serlo, se debe estar conciente que se esta colocando por decisión propia bajo el escrutinio ciudadano que no es para nada piadoso. Mucho menos con aquellos que pretenden explicar actuaciones que avergüenzan.

Al igual que muchos me siento avergonzado del patético espectáculo de un individuo que juró lealtad a otra bandera y ahora pretende explicar lo inexplicable, argumentando todo tipo de cosas que no logran borrar el hecho innegable de ser ciudadano de otro país. Aunado al hecho que no es capaz de públicamente renegar de su otra ciudadanía, por el contrario dice sentirse orgulloso de aquellos que nos dividieron por años con una franja donde éramos solo peones. La respuesta es obvia esa ciudadanía vale mas que ser panameño.

Pero que no se sienta solo en el pabellón de los que nos hacen sentir vergüenza. También hay quienes ya se disputan el siguiente pedestal. Ahora añadimos a un discípulo de los fusiles que ordena disparar contra cualquiera que pretenda escapar de lo que catalogo como el infierno. Quisiéramos saber porque no ordena tan solo capturar a todos aquellos que descuentan las cuotas de seguro social y no las pagan. Sumemos a esto la noticia en los medios acerca que un partido político pretendía lavar dinero de haber ganado las elecciones. Aseveraciones realizadas en el extranjero, sin pruebas, como un bochinche de barrio.Siendo quien esta ligado a la justicia y debe hacer cumplirla es una vergüenza realizar este tipo de declaraciones.

Pero la vergüenza se sigue ensanchando al recordar que los padres de la patria son audaces al señalar exceso de funcionarios en la asamblea pero no son capaces de eliminarse todos los privilegios. No son capaces de presentar leyes que terminen de una vez por todas con el ignominioso estado presidencialista que tenemos. Afortunadamente esto son los menos y hay otros que si están tratando de hacer las cosas bien aunque tengan que hacerlas ellos mismos.
A %d blogueros les gusta esto: