Lo que le importa al pueblo.


Por: Gabriel J. Perea R. @elistmopty

Publicado en la Estrella de Panamá

Por pura curiosidad fui ha observar cuantas personas acudirían a la vigilia de la red democrática ciudadana en contra de las reformas a los organismos de seguridad, fue decepcionante, solo un minúsculo grupo de manifestantes estaba frente a la iglesia del Carmen este miércoles con una bandera ondeando sobre un pedazo de tubería.

La vehemencia con que sus miembros intentan alerta a la ciudadanía del peligro que representan estas reformas para la democracia contrasta con la apatía multitudinaria que existe por el tema. El mensaje que se intenta trasmitir no logra crear empatía en los ciudadanos de a pie.

Y digo de a pie, porque esas son las personas del verdadero Panamá y no lo que a veces observamos por los medios que dista mucho de la realidad cotidiana. Si creemos lo que se dice por diversos medios, nuestra democracia esta a punto de morir asesinada por la apuñalada de las reformas. ¿Qué extraño nadie en la calle habla de eso? ¿No se ve el apoyo masivo del pueblo? Y al ciudadano común parece no interesarle.

¿Por qué puede estar ocurriendo esto? No hay que ser muy creativo para deducirlo. Hay problemas mucho más importantes y que afectan al pueblo como para esta pensando en el militarismo. Eso no se come, no alimenta, no estira la quincena y lo que es peor no infunde el miedo que afecta algunos ciudadanos.

Algo huele a rancio después de varios ensayos democráticos que solo han logrado aumentar la franja de pobreza extrema en este país. Gústenos a no, el discurso ya no pega, la dictadura ya paso, tenemos una generación que no la conoció y no le interesa y ya no podemos seguir intentando perpetuar temores que en su momento tuvieron cabida.

Si los lideres de la llamada oposición que cuentan con plataformas organizadas no son capaces de unificarse para enfrentar al que daban por extinto después de la invasión, y ahora es el partido político mas grande, mucho menos un movimiento ciudadano que solo cuenta con la indiferencia ciudadana.

Debemos reflexionar y darnos cuenta que la brecha cada día mas evidente entre ricos y pobres crea ciudadanos indiferentes que no entienden la fragilidad de la democracia y que solo ven los fantasmas de las cuentas que los agobian de por vida. Citando un transeúnte espectador, que soltó despectivamente ¡Que protestan si todos tienen 4×4 y viven en Paitilla!

A %d blogueros les gusta esto: