Sí funciona la justicia


Por: Gabriel J. Perea R. @elistmopty


Publicado en el Panamá América

AL MENOS eso podemos decir en el caso de los tres marinos del Servicio Marítimo Nacional (SMN) acaecido el 14 de agosto en el lago Gatún, durante los simulacros de defensa del Canal denominado Panamax. Los resultados del informe preparado por la comisión de alto nivel que investigó los hechos recomiendan la destitución de por lo menos tres oficiales al ministro de Gobierno y Justicia, Héctor Alemán. Entre los oficiales hay un alférez de navío y un capitán de corbeta. La comisión eximió de responsabilidad al director del SMN, Ricardo Traad. 

Según algunos medios informativos, el informe deja entrever que hubo negligencia durante el simulacro. Esto fue lo que la ciudadanía esperaba y que expresamos en mi artículo del 30 de agosto del 2005, “En torno a generales y contralmirantes”. En él presentamos la inquietud para que se realizaran las debidas investigaciones y se esclarecieran los hechos. Tal y como ocurren en las historias de los héroes de la patria, siempre la verdad sale a relucir.

Esos valerosos marinos que no vacilaron en acatar las órdenes de sus superiores exponiendo sus vidas al peligro y consecuentemente perdiéndolas, hoy han sido reivindicados, se les hizo justicia.

Si lo descubierto se enmarca dentro de errores operacionales la destitución es una medida sustentada, pero si existen elementos incriminatorios más allá de la negligencia, se deben emprender las acciones legales necesarias. Deben señalarse que el objetivo final es que estos hechos no vuelvan a ocurrir. Que estén plenamente conscientes aquellos funcionarios que tiene mando y jurisdicción que en el ejercicio de sus funciones son responsables por sus actos tanto civil como penalmente.

Ningún proceso devolverá la vida a esos panameños, no devolverá los padres a sus hijos, no devolverá los esposas a sus esposas; pero sí devolverá la confianza en la institución y sus miembros, la confianza que la impunidad no es un comportamiento generalizado. Este ha sido un precedente. Recuerden que todavía que otro que resolver y que tiene iguales o peores interrogantes. Hasta que este también sea esclarecido y sean tomadas las medidas de acuerdo a lo investigado la herida no sanará y los panameños estaremos pendientes de este trágico episodio.
A %d blogueros les gusta esto: